domingo, 31 de marzo de 2013

Seed bomb


Forests are to be created by dropping millions of trees out of aircraft. Equipment installed in the huge C-130 transport aircraft used by the military for laying carpets of landmines across combat zones has been adapted to deposit the trees in remote areas including parts of Scotland.
An idea, originally from a former RAF pilot, Jack Walters, of Bridgnorth, Shropshire, has been developed by the US manufacturer Lockheed Martin Aerospace so that 900,000 young trees can be planted in a day. 
A company set up to market the idea, Aerial Forestation Inc, of Newton, Massachusetts, believes that companies with polluting power plants will be forced by governments to plant forests to offset the global warming effect of the carbon dioxide they emit. Planting via the C-130s will halve the cost of manual methods.
Peter Simmons, from Lockheed, said: “Equipment we developed for precision planting of fields of landmines can be adapted easily for planting trees.
“There are 2,500 C-130 transport aircraft in 70 countries, so the delivery system for planting forests is widely available – mostly mothballed in military hangers waiting for someone to hire them.
“The possibilities are amazing. We can fly at 1,000ft at 130 knots planting more than 3,000 cones a minute in a pattern across the landscape – just as we did with landmines, but in this case each cone contains a sapling. That’s 125,000 trees for each sortie and 900,000 trees in a day.”
The tree cones are pointed and designed to bury themselves in the ground at the same depth as if they had been planted by hand. They contain fertilizer and a material that soaks up surrounding moisture, watering the roots of the tree.
The containers are metal but rot immediately so the tree can put its roots into the soil.
Moshe Alamaro for Aerial Forestation was in Bridgnorth last week visiting Dr Walters, who published his idea in a paper 25 years ago while at the university of British Columbia in Canada.
Mr Alamaro said: “We are seriously considering contacting British royalty and recommending that Jack is knighted.
“It was a great idea, which he tested at the time and found it worked, but the technology was not up to the job. Now with metal that biodegrades at once as it hits the soil, we are planting the trees and giving them a head start all at once.”
Dr Walters said: “I am delighted the idea has been taken seriously. I did the preliminary tests to make sure the trees survived the fall, and it all worked. But I hadn’t any money for a development budget.
“Moshe read about my work in the scientific literature and came to see me.”
He said a man on the ground can plant 1,000 trees a day. “If we are going to combat global warming by collecting carbon in the wood of trees, we will want millions of them a year. Airborne planting is probably the only way.”
Mr Alamaro believes that the system will work in any area that used to contain trees, and even in desert areas where the cones can be adapted to plant suitable shrubs. He has a pilot project planned for the Sinai desert in Egypt.
“One of the areas we are interested in is the Scottish mountains which used to be forested and could be again. We have already talked to landowners, and they are a bit worried about local resistance because people have got used to seeing the hills bare. We could replant the native forest very quickly.”
He also hopes to replant large areas of the Black Forest cut down during the cold war to provide “line of sight” across the iron curtain between east and west Germany, and is exploring contracts in north Africa, the tundra of Canada, Australia and the US.
In five years he believes that his company could be planting a billion trees a year – enough to reforest 3,000 square miles.
Fuente: http://banoosh.com/2013/03/20/aerial-bombardment-to-reforest-the-earth/

sábado, 26 de enero de 2013

Medio pan y un libro


Locución de Federico García Lorca al Pueblo de Fuente de Vaqueros (Granada). Septiembre 1931.

"Cuando alguien va al teatro, a un concierto o a una fiesta de cualquier índole que sea, si la fiesta es de su agrado, recuerda inmediatamente y lamenta que las personas que él quiere no se encuentren allí. ‘Lo que le gustaría esto a mi hermana, a mi padre’, piensa, y no goza ya del espectáculo sino a través de una leve melancolía. Ésta es la melancolía que yo siento, no por la gente de mi casa, que sería pequeño y ruin, sino por todas las criaturas que por falta de medios y por desgracia suya no gozan del supremo bien de la belleza que es vida y es bondad y es serenidad y es pasión.
 
Por eso no tengo nunca un libro, porque regalo cuantos compro, que son infinitos, y por eso estoy aquí honrado y contento de inaugurar esta biblioteca del pueblo, la primera seguramente en toda la provincia de Granada. 
No sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro. Y yo ataco desde aquí violentamente a los que solamente hablan de reivindicaciones económicas sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales que es lo que los pueblos piden a gritos. Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan. Que gocen todos los frutos del espíritu humano porque lo contrario es convertirlos en máquinas al servicio de Estado, es convertirlos en esclavos de una terrible organización social.

Yo tengo mucha más lástima de un hombre que quiere saber y no puede, que de un hambriento. Porque un hambriento puede calmar su hambre fácilmente con un pedazo de pan o con unas frutas, pero un hombre que tiene ansia de saber y no tiene medios, sufre una terrible agonía porque son libros, libros, muchos libros los que necesita y ¿dónde están esos libros? 


¡Libros! ¡Libros! Hace aquí una palabra mágica que equivale a decir: ‘amor, amor’, y que debían los pueblos pedir como piden pan o como anhelan la lluvia para sus sementeras. Cuando el insigne escritor ruso Fedor Dostoyevsky, padre de la revolución rusa mucho más que Lenin, estaba prisionero en la Siberia, alejado del mundo, entre cuatro paredes y cercado por desoladas llanuras de nieve infinita; y pedía socorro en carta a su lejana familia, sólo decía: ‘¡Enviadme libros, libros, muchos libros para que mi alma no muera!’. Tenía frío y no pedía fuego, tenía terrible sed y no pedía agua: pedía libros, es decir, horizontes, es decir, escaleras para subir la cumbre del espíritu y del corazón. Porque la agonía física, biológica, natural, de un cuerpo por hambre, sed o frío, dura poco, muy poco, pero la agonía del alma insatisfecha dura toda la vida.

Ya ha dicho el gran Menéndez Pidal, uno de los sabios más verdaderos de Europa, que el lema de la República debe ser: ‘Cultura’. Cultura porque sólo a través de ella se pueden resolver los problemas en que hoy se debate el pueblo lleno de fe, pero falto de luz."

miércoles, 23 de enero de 2013

LifeStraw: purificando el agua del planeta por 20 dólares


Hoy nos hacemos eco de este curioso y útil invento, artículo que aparece en http://www.ecoosfera.com
"Se trata de un objeto de 22 cm de largo por 2.54 de ancho que es capaz de filtrar justo el agua que vayas a ingerir, ya que el pequeño sistema, como su nombre en inglés lo dice, funciona como un popote que en su interior purifica el agua y la limpia de virus, metales pesados y toxinas.
LifeStraw es fabricado por Vesterdaard Fransen, una compañía suiza especializada en desarrollar productos para el control de enfermedades en los países subdesarrollados.
Gatantizar la seguridad del agua potable se ha convertido en una prioridad en todo el mundo, por ello, LifeStraw fueenviado a países como Haití, donde el terremoto del 2010 dejó a miles de personas sin agua.
A diferencia de los filtros de agua, LifeStraw elimina bacterias como GiardiaCryptosporidium y Eschericha coli. Además, elimina la turbidez del agua, aunque no es capaz de eliminar la sal del mar.
Con este dispositivo no se pretende eliminar el problema de contaminación de agua, pero sin duda es un excelente recurso para las personas que carecen de este indispensable recurso: el agua potable.
El precio de LifeStraw es de $20 dólares aproximadamente y, además de beneficiar a millones de personas, por cada 10 piezas que se vendan, Eartheasy dona uno para personas de escasos recursos."

miércoles, 16 de enero de 2013

El rebaño ciego

Saliéndonos un poco del estilo del blog, hoy voy a recomendar una de la últimas novelas que he leído y más me ha impactado.

En un mundo en el que la contaminación atmosférica es tal que los ciudadanos deben usar una máscara de gas para salir a la calle, con altos niveles de mortalidad infantil, en el que todo el mundo padece una enfermedad, el agua es tóxica, hay un gobierno inútil y las grandes corporaciones sólo piensan en el propio beneficio. En este mundo nos sitúa para mi, una de las mejores novelas de ciencia-ficción escrita por John Brunner, en parte por su proximidad a la realidad y mundo futuro y en parte por ese llamamiento al movimiento ecologista.

Al leer la novela todos queremos hacer de Austin Train en el mundo actual y es que es necesario que todos tomemos conciencia del mundo que nos rodea, aportar un poco o por lo menos no remar en dirección contraria.


"El rebaño ciego es, en mi opinión y por todo tipo de razones, la mejor novela de ciencia-ficción jamás escrita, sin discusión." —John Grant, coeditor de The Encyclopedia of Fantasy
"La mejor novela de Brunner que he leído... asombrosamente controlada y dramática... una obra de arte." —James Blish

"Absorbente, tanto a nivel emocional como intelectual." —Booklist

"Brunner se ha labrado un lugar en la cima de la literatura especulativa más seria." —Library Journal

"Una descomunal alucinación del estertóreo fin del mundo por parte de uno de nuestros autores de ciencia-ficción con más talento... la novela, con su sobrecogedora propuesta de una biosfera devastada, impacta a todos los niveles." —Kirkus Reviews

"Un cautivador diario de la que se nos avecina... el futuro elige el método de pago contra reembolso." —Washington Post



jueves, 25 de octubre de 2012

Prostitución a cambio de agua

Un vídeo que demuestra la cruda realidad, cuando a los pobres se les restringe el acceso al agua, pasan cosas como esta. Espero ver algún día que nadie en este mundo pasa sed.


domingo, 30 de septiembre de 2012

Central hidroeléctrica casera y económica.

De la mano de Sam Redfield nos llega una idea, puesta en marcha en proyectos de cooperación en Guatemala de las que merece la pena destacar.

Los componentes son muy sencillos:
- Cubo de unos 20l.
- Tuberías de PVC.
- Alternador de imanes permanentes, que hace las veces de generador eléctrico, con el que se pueden llegar a obtener 60 W, según el inventor.

El generador se acompaña de una batería que almacena la energía, el regulador del voltaje (evitar sobrecargas) y un inversor para transformar la corriente continua en alterna.

Como se ha dicho, se generarían 60 W, no es mucha energía pero se podría plantear la instalación de varios equipos en serie. Es una idea más, un buen sistema para comunidades rurales a las que no llega la energía eléctrica y disponen de una corriente de agua cerca. Además es un equipo económico, lo único que puede costar más dinero es el motor. Por alrededor de 350€ tendríamos nuestra minicentral hidroeléctrica.

Algunas fotos del sistema:








lunes, 6 de agosto de 2012

Bicicletas ecológicas

1. Bambucicleta: Diseño de Nicolás Masuelli, estudiante de ingeniería de la Universidad Nacional de Rosario. Aprovechándose de las propiedades del bambú, resistente como el acero y lo suficientemente flexible para permitir amortiguaciones suaves.


2. Frii: Diseño de Dror Peleg, estudiante israelí. Es una bicicleta construida a base de plástico reciclado, utilizando el proceso de moldeo por inyección. El plástico es un material muy ligero, por lo que la bici pesa muy poco y es cómoda de llevar. Las ruedas también están fabricadas en plástico reciclado. Un diseño futurista. 


3. Naturalbike: Fabricada en madera contrachapada de alta calidad. Es la alternativa menos ecológica, ya que incorpora acero inoxidable, fieltro y caucho. Eso sí, el fabricante asegura que la madera proviene de especies fuera de peligro de extinción y de bosques renovables.


4. Bicicleta de cartón: Diseñada por Phil Bridge, presume de ser la bicicleta más barata del mercado. Fabricada en el tipo de cartón empleado en el empaquetado industrial. Puede soportar el peso de un ciclista de 76 kg y la lluvia.